Pelar tomates fácilmente

Si queremos pelar los tomates de forma rápida y sencilla los sumergiremos en agua hirviendo durante un minuto, pasado este tiempo los escurrimos y pasamos por agua fría. Para quitar la piel haremos un corte en forma de cruz en la base del tomate y retiraremos la piel muy fácilmente.