Zumo para la hipertensión

La hipertensión arterial se caracteriza por un incremento continuo de la presión arterial, llegando a ser considerada un problema de salud pública que afecta a cerca de mil millones de personas a nivel mundial. Es una enfermedad fácil de detectar, que sin embargo puede causar complicaciones graves e incluso letales si no se diagnostica a tiempo.

En el 90% de los casos las causas de la hipertensión son desconocidas aunque es un problema que tiene una fuerte influencia hereditaria. Se sabe que algunos factores ambientales que contribuyen al desarrollo de la hipertensión arterial son la obesidad, el consumo de alcohol o las profesiones estresantes. También un exceso de sal en la dieta puede provocar hipertensión arterial, esto es debido a que al aumentarse el consumo de sal aumenta la retención de líquido y esto aumenta la presión osmótica sanguínea.

Entre las recomendaciones para disminuir el riesgo de sufrir hipertensión arterial podemos señalar las siguientes:

  • aumentar la actividad física aeróbica
  • Mantener un peso normal, reducir el sobrepeso
  • Reducir al mínimo el consumo de alcohol
  • Reducir por completo el consumo de tabaco
  • Llevar una dieta rica en frutas y vegetales
  • Reducir el consumo de sal y en su lugar aumentar el consumo de potasio

Como ya hemos comentado es importante no abusar de la sal en nuestra dieta, y en caso de sufrir hipertension arterial tendremos que reducirla al mínimo. Por eso os presentamos un zumo con un alto contenido en potasio y apiol, dos componentes activos capaces de ayudar a regular la presión arterial. Estos son los ingredientes necesarios para su preparación:

Ingredientes para nuestro zumo

  • 1 penca de apio
  • 1 manzana
  • Unas gotas de zumo de limón

Elaboración del zumo para la hipertensión

Lavar bien el apio, pelar la manzana y retirarle el corazón. Trocear el apio y la manzana y pasarlos por la licuadora o triturarlos con la batidora de mano. Es recomendable añadir un poco de agua, pero sin excedernos para no diluir el sabor de nuestro zumo. Por último añadir unas gotas de limón.

Este zumo podremos tomarlo a diario, siendo recomendable utilizar manzana Fuji porque al ser tan dulce no necesita que le agreguemos azúcar.