Pollo al chilindrón

Ingredientes para cuatro personas

  • 1 pollo cortado en octavos
  • 2 cebollas
  • 2 pimientos rojos
  • 1 pimiento verde carnoso
  • 5 tomates maduros
  • 4 dientes de ajo
  • 2 ramitas de tomillo
  • Aceite de oliva
  • 100 cl de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Para preparar esta receta de pollo al chilindrón comenzaremos lavando los pimientos, seguidamente los pondremos en un recipiente adecuado para horno junto con un chorrito de aceite de oliva y un vasito de agua, los pondremos a asar en el horno a 200 grados durante 30 minutos, cuidando de darles la vuelta a mitad de la cocción.

Lo siguiente que vamos a hacer es dorar el pollo, para ello comenzaremos limpiándolo y secándolo, picaremos los cuatro dientes de ajo y salpimentaremos las piezas de pollo. Seguidamente lo doraremos en una sartén junto con el ajo picado y un poco de aceite de oliva durante unos 6 o 7 minutos. Cuando esté doradito lo retiraremos de la sartén.

A continuación pelaremos las cebollas y las picaremos, para ponerlas a rehogar en una cazuela con tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva durante unos 8 minutos, mientras tanto lavaremos los tomates y los partiremos por la mitad, los rallaremos usando un rallador y en caso de que no tengamos uno a mano simplemente los picaremos en trozitos pequeños. Cuando estén picados los agregaremos a la cazuela junto con la cebolla y cocinaremos durante 10 o 12 minutos.

Por último agregaremos a la cazuela los trozos de pollo junto con las ramitas de tomillo, regaremos todo con el vino blanco y lo dejaremos cocinar a fuego vivo hasta que el vino se evapore, seguidamente agregaremos un vasito de agua, taparemos la cazuela y dejaremos que cueza durante unos 30 minutos hasta que la carne esté tierna. Mientras la carne se cuece pelaremos los pimientos que hemos asado eliminando sus semillas y los cortaremos en tiras. Agregaremos los pimientos a la cazuela unos 10 o 15 minutos antes de terminar la cocción.

Con esta receta conseguiremos un plato muy sabroso, aunque su preparación es un poco laboriosa y nos llevará más o menos una hora aunque sin duda merece la pena el esfuerzo.