Gambas a la gabardina

Os proponemos una receta fácil con la que podréis preparar unas riquísimas gambas a la gabardina. Es una receta rápida, que no nos llevará más de 20 minutos. Vamos allá.

En primer lugar tendremos que pelar las gambas, si es que no las tenemos ya peladas, quitándoles cabeza, patas y caparazón, salvo el último anillo y la cola. Una vez hecho esto, ponemos a calentar aceite en una sartén mientras que preparamos la masa, este aceite nos servirá para freír las gambas por lo que la sartén debe contener aproximadamente un dedo de aceite, lo suficiente como para poder sumergir dentro las gambas una vez estén preparadas. Mientras que el aceite se calienta, vamos a preparar la masa.

En un cuenco prepararemos una masa, mezclando harina y una pizca de sal. Sobre esta masa echaremos poco a poco una lata de cerveza (recordad, que no esté fría) y batiremos todo con un tenedor para mezclar bien. El objetivo es que esta masa quede espesa, como si fuera una bechamel.

Cuando tengamos el aceite de la sartén bien caliente y la masa preparada, lo que haremos será mojar las gambas en la masa antes de freírlas. Para ello, sujetaremos las gambas por su cola y las remojaremos en la masa por completo para después ponerlas en la sartén a freír. Cuando la masa que cubre a la gamba se dore es que ya está frita.

Podemos freír las gambas en la sartén por grupos, colocándolas con cuidado de que no se pequen unas a otras. Una vez que tengamos todas nuestras gambas con gabardina listas, podremos servirlas calientes.

Ingredientes para las gambas a la gabardina

  • 250 gramos de gambas
  • 180 gramos de harina
  • 1 lata de cerveza que no esté fría
  • sal
  • aceite

Esta receta de gambas a la gabardina es estupenda para preparar un entrante. Esperamos que os resulte útil.