Qué es el Omega 3

De un tiempo a esta parte nos encontramos en un montón de productos la palabra Omega 3, la vemos en anuncios de televisión, en revistas, encontramos suplementos de Omega 3 en los supermercados… Pero, realmente sabemos que es el Omega 3?

El Omega 3 es un tipo de grasa que está presente en algunos alimentos, de entrada esto ya puede que nos resulte curioso porque se supone que las grasas no son buenas, o si?

Como todo en esta vida, no es bueno generalizar y con las grasas ocurre lo mismo. No todas las grasas son iguales, hay algunas que pueden resultar beneficiosas para el organismo y otras que no lo son. Más o menos, alrededor del 30% de las calorias que consumimos provienen de las grasas por lo que ya vemos que son una parte importante de nuestra dieta.

Algunos tipos de grasa nos van a servir para poder asimilar vitaminas como la A, D, E y K y esto es bueno. Pero al mismo tiempo hay grasas que disparan nuestros niveles de colesterol y eso ya no es tan bueno.

¿El Omega 3 es una grasa buena o mala?

El Omega 3 estaría dentro de las grasas buenas para el organismo, y eso es porque tiene muchos beneficios para nuestra salud. Veamos algunos de los más importantes:

  • Hay relación entre el Omega 3 y la disminución de los niveles de colesterol en sangre, esto es debido a que aumenta los niveles del llamado “colesterol bueno” y disminuye los niveles del “colesterol malo”. Esto explica porque en la publicidad de algunos productos incluyen la palabra Omega 3 en letras bien grandes.
  • También ayuda a reducir la hipertensión sanguínea y los niveles de trigliceridos en sangre.
  • Hay algunos estudios que relación el Omega 3 con mejoras en el control de los niveles de azucar en sangre, lo cual puede resultar beneficioso para los diabéticos.
  • También hay mejoras en los tratamientos de enfermedades relacionadas con artritis, reuma e inflamación articular.

Por todas estas cosas, podemos decir que el Omega 3 es una grasa buena.

¿Qué alimentos tienen Omega 3?

Filete de salmonUna de las principales fuentes de esta grasa buena es el pescado azul, por ejemplo el salmón, las sardinas, los boquerones, la merluza…

También el Omega 3 se encuentra en los mariscos como las gambas o los mejillones.

Esto está muy bien, pero que pasa si somos alérgicos al pescado. ¿Nos quedamos sin Omega 3? Pues no, porque también podemos encontrarlo en frutos secos como las nueces, las avellanas o las almendras.

Además de lo anterior, también existen algunos suplementos específicos de Omega 3 e incluso alimentos que se anuncian como “enriquecidos” con Omega 3. En general siempre será mejor utilizar las fuentes naturales que ya hemos comentado y tratar de evitar esos compuestos más “artificiales”. Únicamente si nuestro médico nos recomienda consumir algún suplemento de Omega 3 deberíamos hacerlo.